Dom, 04/12/2016 - 12:12 h. DM002jav

 

Taller de Experimentos

Leche de colores

 

En este experimento explicamos dos cosas: la tensión. 

1. Poner en un plato un poco de leche (justo para cubrirlo) y encima unas gotas de colorante alimentario. Fijaos que no se mezcla (como pasa con el agua) eso es debido a la grasa de la leche.

2. Coger un bastoncillo y sumergir un extremo en la leche, sin remover: no sucede nada.

3. Ahora mojar el otro extremo del bastoncillo con detergente y volver a poner en el plato: los colores empiezan a alejarse rápidamente del bastoncillo en un efecto súper chulo. Repetir tocando los colores y creando una obra en movimiento.

Explicación: el jabón tiene la propiedad de romper la tensión superficial del agua, por eso los colores salen disparados al poner el bastoncillo. Esa propiedad es importante porque hace que las partículas del agua sean más pequeñas y menos cohesionadas, así que penetran mejor los tejidos haciendo que se limpien mejor.

Además el jabón tiene la propiedad de disolverse en el agua y a la vez atrapar las grasas (por eso limpia), así que se produce una especie de carrera entre el jabón y los diferentes componentes de la leche (principalmente agua y grasa), formando esos remolinos que arrastran los colorantes.