¡Atención a los juguetes conectados a internet!

Tras la llegada de los Reyes Magos y el roscón, los pequeños y no tan pequeños de la casa están como locos por jugar con sus juguetes de última generación, súper tecnológicos, súper de moda y súper conectados a internet. Pero no todos ellos súper seguros ni respetuosos con la privacidad.  Os traemos algunos consejos:

1. Hay que investigar, no siempre lo bueno, bonito y barato es suficiente. Debemos investigar si el fabricante del juguete indica precauciones y alerta de riesgos en su uso. 
2.  Analiza el juguete, conviene saber si el mismo tiene cámara, micrófono, localizador de posición, envía datos a la red etcétera.
3. Hay que molestase en saber y leer qué política de privacidad tiene el fabricante. En especial, si ese fabricante puede compartir nuestros datos con otras empresas. Acude a atención al cliente si tienes dudas.
Y por último pregúntate ¿me siento tranquil@ con un juguete con GPS, micrófono que graba voz, cámara y conexión a servidor online?

 

“La privacidad es un derecho, no una moda”