Visión

QUEREMOS SER UN CENTRO RECONOCIDO POR:

  • Mantenernos  en fidelidad creativa,  desde el   carisma  de Francisco y Soledad ante cualquier circunstancia favorable o adversa que se nos presente.
  • Permanecer continuamente en camino, no estancándose ni durmiéndose en los laureles, sino dando pasos firmes, aunque reflexivos, y adaptándose a las nuevas realidades para satisfacer las necesidades de todos los miembros de la Comunidad Educativa
  • Potenciar  la acogida de las familias que apuestan por nuestro estilo educativo, desde la diversidad que nos ofrece la realidad actual, caminando  juntos en un proceso de participación, formación  e integración como familia Divino Maestro.
  • Favorecer el crecimiento y maduración de los alumnos, ayudándoles a descubrir y potenciar sus posibilidades intelectuales, físicas, afectivas, sociales, morales y religiosas.
  • Ofrecer, a partir de la vivencia, una síntesis coherente entre fe y cultura, entre bienestar y compromiso social, entre ser y respetar, entre esfuerzo-trabajo y buen uso del tiempo libre.
  • Mantenernos abiertos a la inclusión de alumnos inmigrantes y desfavorecidos.
  • Ser un centro inserto en el mundo de hoy, capaz de analizar las situaciones que viven los niños y jóvenes, y desde ese análisis ofrecer una visión alternativa de la vida basada en los valores evangélicos.
  • Hacer  realidad la transversalidad del Departamento de Pastoral como vehículo del Carácter  Propio del Centro, que contribuye a la educación en valores, la formación de futuros ciudadanos que desarrollen  la dimensión transcendental de toda persona.
  • Innovar en nuestras metodologías, proyectos, actividades…
  • Formar personas competentes en todos los ámbitos de la vida, felices y que contribuyen  a mejorar la sociedad donde se encuentren.