Los alumnos de Educación Infantil han ido la semana pasada a la parroquia para entregar el dinero recaudado en la INFANCIA MISIONERA. 

Allí nos ha contado cómo anécdota que mientras estuvo en Perú, después de salir de clase les decía a los niños/as: ahora a comer y descansar, a lo que un niño le dijo: “hoy no me toca comer a mí, hoy me toca a mi hermano”, entre otras.


También hemos aprovechado y hemos subido al altar para ver cómo es el SAGRARIO. Además de entrar en la SACRISTÍA y ver cómo se revestía el sacerdote para celebrar la eucaristía, que estaba a punto de empezar.


¡Gracias Padre por escucharnos y atendernos con tanto cariño!

(Haz clic sobre la imagen para acceder a la galería)